Soluciones con amor.



Que me destruya el sueño mañana
si me atrevo a destruir tus maneras
de sucio enamorado
capaz de dar cualquier cosa
por cualquiera otra.

Se esfumaron las quimeras
que tenían la ilusión de que las uniones
llegan a un punto
desastre,
pero tú ya estabas ahí,
en realidad nunca lo alcanzaste,
sino que nunca te moviste,
y te quedaste jugueteando
con cada una de las flores,
de mi pelo,
y de mis piernas.

No realizaste el intercambio
fatal de una vida,
en la que quizás saldrías ganando,
me tendrías rozando de tu mano,
acariciando tus monstruos,
y queriéndote por dentro,
tanto como por fuera.

No entiendes de maneras,
pero ahora las costillas aprietan
 la rutina aprieta,
y mis ojos siguen colgados de los tuyos,
y yo colgada de ti
y de tu sonrisa que invita a seguir.

Pero dime que hacemos en este desastre,
donde somos los únicos
que podemos pararlo,
sin hacer nada,
excepto el amor.
                                                                                
                                                                 Texto: Noelia Prieto
 Fotografía: María Román